Consejos para comprar un vehículo de ocasión 4x4

Siempre será una buena idea saber lo que debe buscar cuando se desea comprar un coches de ocasión 4x4. Esto quiere decir que se debe investigar mucho más allá de lo que se sabe y medio se conoce sobre un vehículo particular.

Alguien que se encuentra en la labor de comprar un coche usado 4x4 tiene que inspeccionar a fondo el vehículo, pensando en los posibles daños que haya tenido, puesto que las heridas de guerra son muy comunes en los vehículos todo terreno. Igualmente es importante mirar debajo del capó para detectar algunos indicadores de problemas potenciales en el futuro.

Entonces, el mejor momento para comenzar la negociación del vehículo de ocasión 4x4 es decidir primero lo que como comprador se busca y aprender todo lo posible sobre ese vehículo en particular.

Algunos propietarios de 4x4 no han experimentado mucho las bondades de los vehículos Todo Terreno, mientras que otros con seguridad han llevado su vehículo a diferentes carreteras agrestes conduciendo agresivamente. Así, hay que saber reconocer los signos de que un 4x4 ha transitado agresivamente a campo traviesa. Estas señales pueden ser un abollado o las llantas sin la alineación y balanceo apropiado, arañazos en el cuerpo de coche, daño a la suspensión y pequeños detalles que hay que poder detectar muy bien.

Al inspeccionar un 4x4 usado, es importante ir bajo el vehículo y tomar nota de cualquier arañazo o daño que allí se pueda apreciar. También se debe averiguar si las piezas han sido mejoradas o reemplazadas, lo que puede añadir o restar valor a la calidad y precio del vehículo.

La prueba de manejo es una instancia de vital importancia en la compra de un vehículo de ocasión 4x4. Si es posible, se recomienda conducir el vehículo dentro y por fuera de la carretera para probar las capacidades de dirección, potencia, suspensión, etc. Este es un buen momento para asegurarse de que los cuatro componentes de tracción funcionan correctamente, si el vehículo cuenta con bloqueo de ejes que deben ser bloqueados a mano, y cualquier otra característica de rendimiento.

De igual manera, en el momento de verificar el vehículo se debe probar la unidad de doble tracción y la potencia al activar la palanca que da uso a las cuatro ruedas motrices. Sin duda, al estar buscando un vehículo de este tipo es porque se busca particularmente esta característica, por tanto no se puede dejar de ensayar.

Por último, se debe tomar nota de la condición de los extras que posee el coche, luego es necesario asegurarse de que funcionan correctamente. Al mirar bajo el capó del vehículo, referenciar los problemas de mantenimiento que deben abordarse de inmediato. Correas agrietadas, fugas de aceite, fluidos bajos o quemados, y así sucesivamente; todos pueden ser indicios de posibles problemas en el futuro.

Comentarios

Entradas populares